BLOG DE FONCLISA

Cosas de obras e instalaciones.

Tipos de silos para calderas de astilla

La astilla es un combustible muy atractivo para la alimentación de calderas de biomasa gracias a su bajo coste, claramente más económico que el de pellet. Además puede producirse de manera sencilla y barata en los bosques cercanos a nuestra vivienda, lo que también es una gran ventaja en comodidad.

Las calderas de astillas requieren un lugar de almacenamiento de combustible más grande ya que la densidad de la astilla es inferior a la del pellet. Este aspecto, unido al hecho de que la astilla no es tan fácil de manejar como el pellet, hace necesario estudiar bien el tipo de silo a instalar.

¿Qué aspectos tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir silo?

Los principales factores para la instalación de un silo de astillas son los siguientes:

Volumen de almacenamiento: Dependiendo del sitio que tengamos disponible para el almacén de astilla y también la autonomía que le queramos dar, se valorarán diferentes tipos de volúmenes. En general puede decirse que cuanto mayor la autonomía, mayor confort y más económica será la astilla y su trasiego.

Lugar de construcción del silo: Un factor fundamental a la hora de construir un silo es la cercanía a la caldera. Lo ideal es que esté lo más próximo a la instalación y aparte de construirlo al lado, puede ir directamente encima o debajo de la sala de calderas. La conexión entre el recogedor del silo y la cadera se realiza siempre mediante un sinfín.

– Fácil acceso para el suministrador: El proceso de abastecimiento del silo por parte de la empresa suministradora de la astilla se suele hacer mediante un camión con volquete. De manera puntual puede haber suministro mediante sistema de soplado. Debido a esto, resulta fundamental que el acceso al almacén de combustible sea lo más sencillo posible para agilizar el proceso.

Los silos pueden llenarse preferentemente por gravedad, método utilizado en los silos bajo tierra donde el camión descarga la astilla como cualquier otra mercancía. En casos en los que esto no es posible, se puede volcar lateralmente la astilla encima de un recogedor y con ayuda de una excavadora o tractor con pala se puede empujar la astilla donde interese.

Si estas opciones no son posibles, podemos ofrecerle otras soluciones para llenar los silos con sus elevadores verticales o inclinados de astilla. Estos sistemas ofrecen la oportunidad de llenar el silo completamente sin tener que disponer de un silo enterrado.

Hay muchas soluciones para integrar el silo de astilla en una vivienda. A la hora de comenzar una instalación de biomasa, es básico tener este aspecto estudiado y analizado para optimizar el montaje. Además, nuestro equipo de expertos le propondrá la mejor y más eficaz solución para la alimentación de la astilla.

Tipos de silos:

 

Silos enterrados. Los más fáciles a la hora de suministrar el combustible

Silo de astilla con llenado lateral

silo-fonclisa-astilla-biomasa-pellets-3

Silos en sótanos, llenado mediante un sinfín horizontal

silo-fonclisa-astilla-biomasa-pellets-4

Llenado del silo en la planta superior mediante elevador vertical de astilla

silo-fonclisa-astilla-biomasa-pellets-5

Esperamos haberles podido ayudar y aclarar este punto a la hora de tomar una decisión.